Seguidores

grefa

SAVE

SAVE
UN MUNDO DE PROTECCIÓN DE LOS BUITRES

sábado, 29 de junio de 2013

RECUPERACIÓN DE BUITRE LEONADO

Almería, recuperan un buitre leonado en un invernadero y un chotacabras en una guardería
Según indica la Junta en una nota, ambas aves fueron entregadas en un primer momento a una clínica veterinaria de Almería con la que la Consejería tiene suscrito un convenio de colaboración
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 28/06/2013, 09:41 H |


Agentes de Medio Ambiente de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente han capturado un buitre leonado que se encontraba en un invernadero del paraje de Cuatro Vientos, de El Ejido (Almería) así como un ejemplar de chotacabras gris que se había colado en el interior de una guardería de la capital.
   Según indica la Junta en una nota, ambas aves fueron entregadas en un primer momento a una clínica veterinaria de Almería con la que la Consejería tiene suscrito un convenio de colaboración-, de forma que una vez recuperadas, han sido puestas en libertad en su hábitat.
   Desde marzo, fecha desde la que los agentes de Medio Ambiente tiene encomendada la tarea de recogida de especies de fauna silvestre, este colectivo de la Consejería ha participado en la recuperación de unos 80 animales, que según su estado, han sido entregados, bien a la clínica veterinaria de Almería, al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Los Vélez, o al CREA de Pinos Genil (Granada). La mayor parte de los animales recuperados son aves rapaces, tanto diurnas como nocturnas.
   En las operaciones de rescate, los agentes suelen intervenir sobre todo a partir de avisos que reciben desde el servicio de Emergencias 112, desde la Guardia Civil, o bien de llamadas de ciudadanos al teléfono 670 94 45 92, de la Consejería. Los animales que recuperan los agentes son los incluidos en el listado de especies amenazadas, consideradas en peligro de extinción.
ECOticias.com – ep

jueves, 27 de junio de 2013

POLLOS DE BUITRE NEGRO EN LLEIDA

Anillan dos polluelos de buitre negro nacidos este año en el Pirineo de Lleida
Cada animal, de unos 75 días y por tanto en un momento "idóneo" para su anillamiento, llevará una anilla y una marca en el plumaje que servirá para identificarlos individualmente, además de un emisor vía satélite
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 27/06/2013, 11:22 H 


Técnicos de la Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat y las ONG Trenca y Grefa han anillado dos de los tres polluelos de buitre negro nacidos este año en el Pirineo de Lleida, ha informado el departamento que dirige Josep Maria Pelegrí en un comunicado.
   Cada animal, de unos 75 días y por tanto en un momento "idóneo" para su anillamiento, llevará una anilla y una marca en el plumaje que servirá para identificarlos individualmente, además de un emisor vía satélite para conocer su localización en todo momento.
   Las seis parejas de buitres negros que anidan en el Pirineo de Lleida han logrado sacar adelante tres nuevos polluelos durante esta temporada de cría, lo que eleva a 25 el número de ejemplares que anidan en la Reserva Nacional de Caza de Boumort y el Espacio Natural de Alinyà.
   El proyecto de reintroducción, puesto en marcha en 2007 después de un siglo sin la presencia de este ave carroñera en la zona, ha comportado la liberación de casi medio centenar de ejemplares, la mayoría procedentes de Extremadura, y después de que el primer polluelo naciera en 2010, ya son nueve los nacimientos registrados.
   El proyecto de reintroducción está promovido por la Generalitat de Catalunya y la Fundación Catalunya La Pedrera, con la coordinación de Grefa y la colaboración de la asociación naturalista Trenca y Red Eléctrica de España.
   Según el censo de 2006, unas 1.800 parejas de buitre negro crían en España, donde se concentra la mayor parte de la población europea, y la reintroducción pirenaica pretende garantizar la conectividad entre las población de la sierra de Guadarrama y el parque francés de Cévennes, situados ambos a unos 400 kilómetros de distancia de Boumort.
   Con la reintroducción del buitre negro --'Aegypius monachus'--, el pirineo catalán se ha convertido en la única región europea donde anidan las cuatro aves carroñeras del continente: quebrantahuesos, alimoche, buitre negro y buitre leonado.
ECOticias.com – ep

domingo, 23 de junio de 2013

RECUPERACIÓN DEL BUITRE NEGRO-HUELVA

Recuperación del buitre negro en Sierra Pelada (Huelva)
Así, según los datos que maneja la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva, esta cifra supone el 38 por ciento de la población total existente en Andalucía, donde se localizaban
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 23/06/2013, 10:49 H | (6) VECES LEÍDA


Las 120 parejas de buitre negro (Aegypius monachus) registradas en el paraje natural de Sierra Pelada, que, con una extensión de 12.226 hectáreas, abarca los términos municipales onubenses de Almonaster la Real, Aroche, Cortegana y Rosal de la Frontera, constatan, como ha puesto de manifiesto la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Carmen Lloret, la recuperación de esta ave "solitaria" en la provincia de Huelva.
   Así, según los datos que maneja la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva, esta cifra supone el 38 por ciento de la población total existente en Andalucía, donde se localizaban, al cierre de 2012, hasta 320 parejas. Un censo que "duplica y casi triplica" a las 125 que sobrevolaban el conjunto de la comunidad autónoma en 2001, indica en una nota.
   De esta manera, el programa de actuaciones para la Conservación del Buitre Negro en Andalucía, cofinanciado con fondos europeos y en el que colabora la Fundación Bios, ha rehecho por completo en Huelva un total de 16 nidos en Sierra Pelada --se estima que el 13 por ciento de las pérdidas de puestas se deben a la caída de nidos en mal estado-- e instalado otros 18 nidales artificiales en Sierra Pelada y La Contienda, una finca pública del término municipal de Aroche.
   Con ello, en 2012 se censaron en estos espacios hasta 67 pollos volantones, "un nuevo hito histórico". En Andalucía volaron 188 crías de esta especie rapaz, ocho más que en 2011, cuando ya se logró establecer un récord desde que arrancara el plan en el año 2002.
   De igual modo, el programa acomete también acciones como el suministro de alimentación suplementaria, trabaja de manera conjunta con la Estrategia Andaluza para el Control de Venenos y promueve la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas donde anidan buitres negros, con cazadores y ganaderos, cuya participación es esencial para el éxito de la iniciativa.
   La reducción de molestias en las áreas de reproducción, el rescate de huevos, pollos huérfanos o abandonados y otros ejemplares recuperables y el marcaje de aves con emisores GPS para facilitar su seguimiento, así como la disminución del riesgo de colisión con tendidos eléctricos, completan las labores que se llevan a cabo en el hábitat del buitre negro.
   Otra de las líneas del programa de actuaciones para la Conservación del Buitre Negro en Andalucía es la educación ambiental. En 2013 se ha desarrollado, por duodécimo año consecutivo, una campaña divulgativa en los centros de enseñanza de las localidades cercanas a las áreas de reproducción y alimentación de esta ave.

DE EN PELIGRO A VULNERABLE

   Los resultados del programa, en palabras de la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se manifiestan de un modo claro en la evolución de la catalogación de la especie, que ha pasado de la categoría "en peligro" a la de "vulnerable", según los criterios de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con "unos números que alejan al buitre negro del riesgo de desaparición en Huelva y en Andalucía". Lloret, en consecuencia, saluda la noticia, aunque, insiste, "no debemos bajar la guardia".
   El buitre negro, una de las aves de mayor tamaño de España y Europa y cuya traducción de su nombre científico (Aegypius monachus) viene a situarlo como un ave solitaria o monje, se alimenta de carroña, sobre todo, de ganado ovino o caprino. Son monógamos, forman parejas estables que conviven muchos años, incluso toda la vida, anidan en árboles, en quercíneas y, en el caso de Sierra Pelada, pinos. La hembra sólo pone un huevo al año, la incubación dura 55 días y los padres alimentan y acompañan al pollo en todo momento hasta que puede emprender el vuelo.
   Tras desaparecer de manera progresiva como nidificante en las provincias de Cádiz, Málaga y Granada a lo largo del siglo XX, en 2001 fue declarada especie en peligro en Andalucía al considerarse que quedaban menos de 250 individuos maduros.
   En 2002, a raíz del brote de encefalopatía espongiforme bovina, la Unión Europea (UE) prohibió que se abandonaran en el campo las reses muertas o abatidas, con lo que se privaba al buitre negro de una de sus vías de alimentación. Unas adversidades que han venido a paliarse por el Programa de Actuaciones para la Conservación del Buitre Negro.
ECOticias.com – ep

domingo, 9 de junio de 2013

Gyps himalayensis-Buitre del Himalaya

Gracias a nuestro amigo Subharghya Das por su colaboración y aportar sus fotografías,visitar su web es una maravilla.
Subharghya Das


Himalayan Buitre

El buitre del Himalaya o Himalaya Buitre Leonado ( Gyps himalayensis ) es un buitre del viejo mundo de la familia Accipitridae . En estrecha relación con la europea buitre leonado ( G. fulvus ) y una vez considerado una subespecie de la misma, esta especie se encuentra a lo largo de la cordillera del Himalaya y en el adyacente meseta tibetana . Es uno de los dos más grandes buitres del viejo mundo y los verdaderos rapaces .
Se trata de un "enorme" buitre  y es quizás el ave más grande y pesado que se encuentra en la cordillera del Himalaya. Los adultos tienen un collar que es largo y marrón claro con rayas blancas. Las plumas ruff son largas y puntiagudas. La cabeza está cubierta de abajo, que es de color amarillento en los adultos, pero blanquecino buitres inmaduros. La parte inferior y debajo de las alas abrigos son bastante marrón claro o beige, siendo casi blanco en algunos ejemplares.  Las patas están cubiertas de plumas Buffy y los pies pueden variar de gris verdoso a blanco. La cara superior es no tienen rayas beige pálido con las plumas de cola, grandes coberteras externas y plumas del ala son de color marrón oscuro en contraste.El interior-secundarias tienen puntas más claras. La piel de la cara azul pálido es más ligero que el azul oscuro en Gyps fulvus con esta especie tienen un proyecto de ley amarillento. En el vuelo de los largos dedos están extendidos y hay una franja patagial pálido en la inferior de las alas. El ala y plumas de la cola son de color oscuro y el contraste con las cubiertas pálido y el cuerpo, uno de los mejores métodos para distinguir esta especie de la ligeramente más pequeño buitre leonado.  Las plumas en el cuerpo tienen rayas pálidas del eje.  Se distinguen del buitre indio ( G. indicus ), que puede algo similar en color al ser mucho más grande con una más robusta, más sólida factura.  Las aves más jóvenes tienen unas piezas claras para el proyecto de ley y tienden a tener estrías buffy-blancas en los escapularios y las cubiertas de las alas contrastantes con las partes inferiores de color marrón oscuro.  Son similares en tamaño al Buitre Negro ( Aegypius monachus ), que tiene una longitud total de un poco más corto pero de grandes ejemplares pueden llegar a pesar más que el buitre del Himalaya.  Un estudio de campo se estima un promedio de 9 kg (20 lb) del buitre del Himalaya, pero los pesos pueden variar con las condiciones de 8-12 kg (18-26 libras).  La envergadura de las aves varía mucho en función del método utilizado para medir los y se publican las mediciones varían desde 2,56 hasta 3,1 m (8,4 a 10 pies), una gama de envergadura similar a la de un Buitre Negro. 

Distribución 

La especie se encuentra principalmente en las regiones más altas de la cordillera del Himalaya, la Pamir , Kazajstán y en la meseta tibetana (técnicamente en china ), con los límites del noroeste del área de reproducción está en Afganistán y los límites del sur deBután  Los juveniles pueden Sin embargo dispersa más al sur y vagabundos se han registrado en Tailandia , Birmania , Singapury Camboya . 

Comportamiento y ecología 

The Himalayan Buitre posa en riscos, sitios favoritos con marcas blancas de la defecación regular. Ellos tienden a no ir por debajo de una altitud de 1.215 m (3.986 pies).  del Himalaya buitres suelen tomar el sol en las rocas. Se elevan en las térmicas y no son capaces de volar batiendo sostenido. Bandadas pueden seguir herbívoros hasta las montañas en la búsqueda de los animales muertos. Este buitre hace algún ruido al bajar en un canal y puede gruñir o silbar a dormideros o cuando se alimentan de carroña .  Se han registrado comiendo carroña en exclusiva, algunas de las cuales se alimenta, ni siquiera cuando pútrido.  En el Tíbet Meseta de 64% de su dieta se obtiene a partir domésticos muertos yak ( Bos grunniens ).  Se alimentan de viejos cadáveres a veces esperar un par de días cerca de un animal muerto. Se desprecio despojos , que se come con facilidad por otros buitres, y en cambio suelen comer sólo partes carnosas.  Históricamente, los buitres del Himalaya alimentan regularmente en cadáveres humanos que quedan fuera de los cementerios celestes .  Esta especie es bastante polémica en torno a otros carroñeros y típicamente domina otros carnívoros en carroña, aunque está al servicio de los lobos grises ( Canis lupus ), Onzas ( Panthera uncia ) y buitres Cinéreos de cadáveres.  En un grupo grande, estos buitres informes puede quitar un cadáver humano o de ovejas de toda la carne en 30 minutos y hacer lo mismo con una carcasa de yak en aproximadamente 120 minutos. del Himalaya buitres se han observado alimentándose de pino ( Pinus roxburghii ) agujas, un comportamiento inexplicable que no puede ser para la obtención de la nutrición. La época de reproducción comienza en enero. El nido es una plataforma de palos colocados sobre una cornisa inaccesible en un acantilado. Nido en el noreste de la India se han registrado en entre 1.215 y 1.820 m (3.986 y 5.970 pies) de altura, pero las del Tíbet han sido tan altas como 4.245 m (13.927 pies).  Varios pares puede anidar en el mismo acantilado , con entre cinco y siete pares de ser un tamaño típico de colonia.  Los nidos son relativamente pequeños para el gran tamaño de estas aves y, a pesar de aumentar de tamaño con el uso repetido, no suelen llegar tan masivo como el nido de otros accipitrids grandes .  Hay por lo menos un caso registrado del Himalaya Vultures con un nido de quebrantahuesos ( Gypaetus barbatus ).  En la meseta del Tíbet, Himalaya y barbudo Buitre se observaron nidos en las proximidades sin conflicto, lo cual es notable debido a que en varios otros casos de al lado entre especies de anidación por los buitres del Viejo Mundo (incluyendo algunos que implica Quebrantahuesos) han dado lugar a alta agresión y ataques entre especies.  Un solo huevo blanco marcado con manchas rojas es la nidada.  Puesta de huevos fechas en el norte de la India han ido desde desde diciembre 25 a marzo 7 El huevo es gruesa y ovalada y puede medir desde 87 hasta 103,6 mm (03.04 a 04.08 in) de altura y 65 a 74 mm (2.6 a 2.9 in) de ancho, con un promedio de 94,8 por 70,1 mm (3,73 por 2,76 pulgadas).  En cautiverio el período de incubación fue de aproximadamente 54-58 días. Las aves jóvenes permanecen con los padres durante seis a siete meses.  Son susceptibles a la toxicidad inducida por el diclofenac, un medicamento cuyos residuos en las canales de animales domésticos, posiblemente, ha llevado a la rápida disminución de las poblaciones de otros Gyps buitres en Asia.  Las poblaciones de buitre leonado del Himalaya, sin embargo, no han mostrado signos de rápido deterioro a pesar de las reducciones en las aves que anidan se han observado en algunas partes de su área de distribución en Nepal. 
Subharghya Das


Trigonoceps occipitalis-Buitre de cabeza blanca o cabeciblanco

FOTOGRAFÍA:JOSÉ ARDAIZ         www.joseardaiz.com
El buitre cabeciblanco o de cabeza blanca (Trigonoceps occipitalis) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae propia de las estepas y los desiertos del África subsahariana; No se conocen subespecies; es el único miembro del género Trigonoceps.
Ave de comportamiento solitario,anida en los árboles,carroñero pero en ocasiones suele cazar pequeños mamíferos y aves.
De una longitud de 85 cm,envergadura alar de 2,30 metros y un peso aproximado de tres a cinco kilos.


viernes, 7 de junio de 2013

Torgos tracheliotus-Buitre orejudo


Torgos tracheliotus

El buitre torgo o buitre orejudo,buitre oricu (Torgos tracheliotus) es una  especie de  ave  accipitriforme de la  familia Accipitridae propia de África y de la Península Arábica, de gran tamaño de 95 a 115 cm de longitud,envergadura alar de hasta 2,9 metros,peso aproximado de unos 6 a 8 kilos, cuyo aspecto es inconfundible tanto por su gran talla como sobre todo por su pescuezo desprovisto de plumas y de tintes rosados que le hacen asemejarse a un pavo,hay datos de localizar un ejmplar a unos 4500 metros de altura.
Su principal característica es precisamente su poderoso pico, más grande y macizo que el de la mayoría de las especies de buitres y que constituye una adaptación para poder arrancar y perforar la piel y los duros músculos de los animales muertos. A diferencia del resto de los buitres, el torgo puede perforar la piel de las carroñas para alimentarse, siendo las más magras y duras su especialidad, mientras que el resto de las especies se decantan por las vísceras que son más blandas. En este sentido su papel ecológico viene a ser similar al del buitre negro en Europa, y suele ser el primero en acceder a las carroñas, abriendo paso al resto de las especies de buitre cuando éste ya ha perforado la piel y facilitado el camino al interior de la carcasa del animal muerto. Su papel por tanto es de gran importancia, tanto que incluso el resto de las especies de buitre le abre paso para que pueda empezar a despiezar una carroña.

jueves, 6 de junio de 2013

Gyps africanus-Buitre dorsiblanco


Gyps africanus


El buitre dorsiblanco africano (Gyps africanus) es una  especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae ampliamente distribuida por las sabanas del África subsahariana. No se reconocen subespecies.
Este  buitre se distribuye por todo África, en las sabanas de todo el continente al sur del desierto del Sahara.
Mide casi un metro de tamaño y sus alas alcanzan una envergadura superior a los dos metros. Pesan alrededor de 5 kilogramos. La cabeza y el cuello están prácticamente desnudas. Las alas son anchas y la cola corta.
El plumaje es pardo abigarrado, con la región abdominal más clara. Tienen una mancha blanca en el dorso, que sólo es visible cuando extienden las alas. El pico es negruzco. Los juveniles son más oscuros y con menos marcas blancas.
Se alimenta de carroña, en especial de los grandes herbívoros, aunque su pico no es tan fuerte como para romper la piel de alguno de ellos, y han de contentarse con las partes blandas, al menos hasta la llegada de otros buitres más poderosos, como el   buitre orejudo.
Anidan en colonias dispersas por los grandes árboles, preferentemente espinosos. La nidada consta de un único huevo que es incubado por ambos progenitores durante casi dos meses. La mayoría de las poblaciones son residentes.

Características

A diferencia de la mayoría de los otros animales, los buitres y otras rapaces diurnas tienen dos fóveas o puntos de máxima sensibilidad visual en cada ojo.
Las alas largas, anchas y más o menos rectangulares, están adaptadas para sacar el máximo provecho de las corrientes aéreas ascendentes o térmicas, permitiendo que el ave se remonte sin esfuerzo. Tras un evidente esfuerzo inicial, la ascensión se convierte en un fácil planeo en el interior de las grandes bolsas de aire caliente que se forman en las corrientes térmicas cuando las aves ganan cierta altura.
Su plumaje no presenta grandes diferencias entre ambos sexos, pero se vuelve más pálido y uniforme con la edad, especialmente en las hembras. El pico muy robusto y casi tan largo como la cabeza, permite desgarrar la piel dura de los grandes cadáveres

Alimentación

Los buitres son aves carroñeras adaptadas para descubrir a gran distancia los animales muertos del Viejo Mundo, sin embargo, se alimentan únicamente de carroña. Su técnica es muy particular: cuando no consigue romper un huevo en el suelo, lo deja caer desde varias decenas de metros de altura sobre una zona rocosa destinada a este propósito (la huesera), y a continuación desciende en espiral para devorar los trozos y la médula.

Reproducción

Como la mayoría de las rapaces, suelen ser monógamos y no es raro que las parejas permanezcan juntas de por vida. Las especies del género Gyps tienden a anidar en colonias más o menos densas. El buitre dorsiblanco africano constituye un caso intermedio ya que, si bien forma a menudo pequeñas colonias más o menos duraderas, también es frecuente que sus parejas no se asocien entre sí.
El buitre dorsiblanco africano, aunque suele poner un único huevo, puede llegar, excepcionalmente, a poner no sólo dos sino hasta tres huevos. La incubación, en este buitre, suele durar unos 56 días y la puesta tiene lugar a principios de la estación seca. El pollo, que es nidícola y nace cubierto de un denso plumón de color gris pálido, depende por completo de sus progenitores. Éstos, que ya se turnaron durante la incubación, también se relevan para alimentar a su cría, si bien la hembra suele alejarse menos del nido que el macho.
Como sucede con otros buitres del género Gyps, la alimentación de los jóvenes del dorsiblanco africano se efectúa con carne regurgitada, digerida en parte y mezclada con saliva que contiene los enzimas necesarios para que los pollos puedan terminar la digestión. Tras adquirir su primer plumaje a los 120-130 días, los jóvenes continuarán recibiendo algunos alimentos hasta que se independicen por completo.


Gypohierax angolensis-Buitre Palmero

Gypohierax angolensis


El buitre de Angola o buitre palmero (Gypohierax angolensis) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, la única de su género, ampliamente distribuida por las sabanas del África subsahariana . Posee un característico plumaje blanco y negro. No se conocen subespecies.
Especie que se alimenta como su nombre indica de la porción carnosa exterior de la fruta de la palma de aceite,en ocasiones de crustaceos,peces,ranas,pequeños mamiferos y aves,caza por las orillas del mar y manglares.
Su habitat suele estar establecido en lugares con palmerales,bosques y en ocasiones manglares de Tanzania,gabón,Angola,Gambia y Ghana.

De longitud aproximada de 60 cm,envergadura alar de 150 cm y un peso de unos 1500 gramos.

Gyps rueppellii-Buitre de Rupell

Gyps rueppellii


El buitre moteado o de Rupell (Gyps rueppellii) es una  especie de  ave accipitriforme de la  familia Accipitridae cuya área de distribución abarca una buena parte del  África subsahariana. En  España cuenta con diversos registros homologados, considerándose como una especie rara.

Subespecies 

Se reconocen dos  subespecies de  Gyps rueppellii :
·                    Gyps rueppellii rueppellii - sudoeste de  Mauritania al este  Sudán,  Uganda,  Kenia y Tanzania
·                    Gyps rueppellii erlangeri - Etiopia, Eritrea y noroeste de Somalia; dudoso en el sur de Arabia.

Récord de altura

En 1973, un buitre moteado chocó con un avión que volaba a 11.277 metros sobre  Costa de Marfil . Esto la convierte en la segunda ave, después del ansar indio (Anser indicus), capaz de volar a mayor altitud.
Wilhelm Peter Eduard Simon Rüppell,nacio el 20 de Noviembre 1794.

lunes, 3 de junio de 2013

ALIMENTACIÓN DE NECRÓFAGAS

Castilla y León, el programa de alimentación de fauna necrófaga incluye al 88% de sus ayuntamientos
Este viernes se ha publicado el listado de términos municipales incluidos en el programa, que abarca el 88 por ciento de los municipios de la Comunidad Autónoma, con un total de 1.982 de los 2.248 existentes que pueden contar con estos enclaves.
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 03/06/2013, 10:29 H | 


El programa de Zonas de Protección para la Alimentación de Especies Necrófagas de Interés Comunitario (Zpaen), publicado este viernes por el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), incluye al 88 por ciento de los municipios de la Comunidad, según los cálculos de la organización agraria Asaja.
   Este viernes se ha publicado el listado de términos municipales incluidos en el programa, que abarca el 88 por ciento de los municipios de la Comunidad Autónoma, con un total de 1.982 de los 2.248 existentes que pueden contar con estos enclaves.
   Por provincias, está incluido el 100 por ciento de los municipios de Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia y Soria, el 80 por ciento de los de Palencia, el 70 por ciento de los de León y Zamora, y el 60 por ciento de los de Valladolid.
   Hasta finales de agosto, buena parte de las explotaciones ganaderas de extensivo de la Comunidad Autónoma podrá acogerse, voluntariamente, al programa de alimentación de especies necrófagas, con el que se pretende recuperar la vía tradicional de nutrición de la fauna salvaje, y evitar en lo posible que, como ha apuntado Asaja, se registren ataques al ganado vivo.
   Por ello, la organización agraria confía en que la normativa "tenga buenas repercusiones para el medio ambiente, y también para los ganaderos".
   Por ello, han pedido la "total implicación de la Administración en la iniciativa, porque si se logra que este sistema funcione ágil y correctamente tendrá una repercusión muy positiva". En primer lugar, han detallado que será bueno para el medio ambiente y para la alimentación de la fauna, "lo que puede repercutir en un menor número de ataques al ganado" y, a la vez, consideran que mejorará la gestión de las explotaciones y permitirá un ahorro en el coste de la recogida de cadáveres, "en un momento en el que la ayuda al seguro ha sufrido un recorte brutal".
   Los requisitos que deben cumplir las explotaciones para acogerse al programa son estar ubicadas en el listado de municipios correspondiente, estar de alta en el Registro Oficial de Explotaciones Ganaderas (REGA), no ser de aprovechamiento intensivo, cumplir con la normativa en materia de ordenación, sanidad y bienestar animal que les sea de aplicación, cumplir el programa de vigilancia de las encefalopatías espongiformes transmisibles de los animales (EET), estar sometidas a vigilancia periódica de los servicios veterinarios oficiales y contar con una calificación sanitaria correspondiente, así como tener establecido un sistema de gestión de cadáveres conforme a la legislación vigente en cada momento.
ECOticias.com – ep

DOÑANA-CENSOS

Doñana, 514.000 aves de 151 especies pasaron por el parque natural
Según han informado a Europa Press desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, el número de aves es algo superior a la media registrada en los últimos años
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 03/06/2013, 11:39 H |


El avistamiento de aves acuáticas en Doñana, el humedal más importante de Europa, --donde ha tenido lugar una exitosa invernada por la favorable climatología--, ha sido mayor que en años anteriores, puesto que se ha contabilizado el paso de 514.998 aves pertenecientes a 151 especies diferentes.
   Según han informado a Europa Press desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, el número de aves es algo superior a la media registrada en los últimos años y la especie significativamente más abundante fue el pato cuchara con 117.824 ejemplares, seguida del ánsar común con 63.531.
   De este modo, otras especies con cifras destacadas fueron el ánade real, ánade rabudo, flamenco, focha común, avoceta, correlimos común, aguja colinegra, gaviota reidora y gaviota sombría.
   Así, a mediados de enero se realizó como cada año el Censo Internacional de Aves Acuáticas Invernantes y hay que recordar en las Marismas del Guadalquivir este conteo lo lleva a cabo el personal del Equipo de Seguimiento de la Estación Biológica de Doñana, con la colaboración del Espacio Natural para determinadas especies y zonas.
   Por ello, teniendo en cuenta las cifras para las aves acuáticas del Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas observadas durante el censo, estas mismas fuentes han destacado que de las especies en peligro de extinción se han observado solo tres ejemplares de garcilla cangrejera, uno en el Brazo de la Torre y los otros dos en la zona de arrozal fuera del Espacio Natural de Doñana.
   De la cigüeña negra se avistaron 218 ejemplares, la mayoría en los arrozales y 67 dentro de los límites del Espacio Natural de Doñana, mientras que del porrón pardo se observaron cuatro ejemplares, todos fuera del Espacio Natural, tres en la Dehesa de Abajo y uno en el Corredor Verde. Un número menor se observó también de ejemplares de cerceta pardilla, puesto que se vieron durante el censo tres individuos en la Marisma de Hinojos y siete en Veta la Palma.
   No obstante, de la malvasía cabeciblanca se contabilizaron 163 ejemplares, casi todos en Veta la Palma salvo cuatro presentes en las marismas de Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, mientras que de la focha moruna se contaron diez individuos repartidos entre Dehesa de Abajo, Veta la Palma, Marisma de Hinojos y Marisma del Rocío.
   Del mismo modo, respecto a las especies vulnerables, señalan que de la gaviota de Audouini hay 323 individuos observados, la mayoría en la playa del Asperillo; de la ganga común se censaron 1178 aves, 857 en la Marisma de Hinojos, 307 en la vera norte del Parque Nacional y 14 en la zona del Matochal.

INVERNADA DE RAPACES

   Además de las aves acuáticas, señalan que durante el censo coordinado de invernantes también se contaron las aves rapaces observadas en el entorno de los humedales. Dos de estas especies, el milano real y el aguilucho lagunero se censan en sus respectivos dormideros.
   Cinco especies incrementaron su presencia (elanio azul, águila culebrera, buitre leonado, aguilucho pálido y busardo ratonero), el resto bajaron respecto al pasado invierno, salvo el número de alimoche que se mantuvo en dos ejemplares. Remarcan la observación de un buitre de Rupell, especie considerada rara en nuestras latitudes, en la vera norte del Parque Nacional.
   En 2013 se han localizado un total de 11 dormideros de milano real, situados todos en arboledas del entorno de la marisma del Espacio Natural. El total de ejemplares contados asciende a 176, cifra inferior a la de censos anteriores, pero muy próxima a la media de los últimos años.
   Del aguilucho lagunero indican que esta especie ha formado dormideros en carrizales de Entremuros, Brazo de la Torre, Brazo del Este y Marisma del Parque Nacional con 1003 ejemplares para el conjunto de localidades, cifra inferior a la del pasado invierno (1633), récord de los últimos años.
   En cuanto al águila pescadora, el censo coordinado de invernantes realizado por la Estación Biológica de Doñana contabiliza 26 ejemplares de esta especie. La invernada de esta especie en Veta la Palma, principal refugio de la especie en Doñana, es también objeto de un seguimiento específico por parte del personal de la Consejería adscrito al Paraje Natural Marismas del Odiel. Durante este invierno se han leído 18 anillas distintas y se han marcado tres nuevos ejemplares. Este control ha puesto de manifiesto que aves procedentes de países como Reino Unido, Suecia, Francia o Alemania utilizan la finca como cuartel de invernada.

PAREJAS TERRITORIALES

   Durante el invierno y principios de primavera se han controlado en el área de Doñana 11 parejas de águila imperial, una de ellas fuera del Espacio Natural de Doñana. Destaca que dos de ellas están formadas por individuos subadultos que se reproducen por primera vez este año, la de Veta Adalid y el Huerto de los Zorros. También se avistaron algunos inmaduros divagantes que no se llegaron a establecer en la zona.
ECOticias.com – ep