Seguidores

grefa

SAVE

SAVE
UN MUNDO DE PROTECCIÓN DE LOS BUITRES

martes, 7 de mayo de 2013




Liberan por segunda vez a un buitre negro en Boumort (Lleida) tras someterlo a una cirugía ocula


La Conselleria de Agricultura ha liberado este martes por segunda vez a un buitre negro en la Reserva Nacional de Caza de Boumort (Lleida), ya que dos años después de su primer vuelo en el Pirineo, fue localizado en Francia con problemas de visión y se le ha sometido a una cirugía ocular.

Se trata de un macho de buitre negro de cuatro años de edad, y recupera la libertad por segunda vez en el Pirineo catalán, ha explicado el presidente de la organización ecologista GREFA, Ernesto Álvarez Xusto.
La organización, que llama al buitre 'Modesto', ha explicado que el animal nacido en alguna sierra de Extremadura —posiblemente de la Sierra de San Pedro— en 2007, ingresó desnutrido en el Centro de Recuperación de Los Hornos (Cáceres) al poco tiempo de iniciar sus primeros vuelos.
Modesto fue cedido a GREFA para su liberación en marzo de 2009 en Boumort dentro del proyecto de reintroducción del buitre negro en Catalunya que ejecuta la Generalitat con la colaboración de la organización ecologista, Catalunya Caixa, la Junta de Extremadura, la comunidad autónoma de Madrid y la asociación TRENCA, bajo el patrocinio de Red Eléctrica de España (REE).
Como los restantes buitres negros del proyecto, 'Modesto' fue equipado con un emisor que permite su seguimiento y localización a distancia, además de anillas de identificación individual y decoloraciones para facilitar su reconocimiento en vuelo.
Gracias a ellas, fue detectado apenas un mes después de esta primera liberación cuando se internaba en territorio francés, en la zona de Prealpes occidentales, perdiéndose posteriormente su rastro.
Un miembro de la LPO francesa, advirtió a GREFA de que "Modesto" había ingresado otra vez en un centro de recuperación, esta vez en Meussy (Alta Saboya), en mayo de 2010.
Después de pasar un breve periodo de tiempo en el Centro de Recuperación de Vallcalent, en Lleida, el buitre ingresó en GREFA a finales de ese mismo año.
"Después de una completa revisión, comprobamos que presentaba una grave lesión en el ojo izquierdo que previsiblemente le incapacitaría para desenvolverse con garantías en el medio silvestre", ha contado Ernesto Álvarez, recordando cómo él temía que el animal acabara sus días en cautividad.
Una operación de cirugía ocular, realizada hace unos días en el hospital de GREFA, ha conseguido que el buitre recupere la visión y facilitado la liberación en el Pirineo leridano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario