Seguidores

grefa

SAVE

SAVE
UN MUNDO DE PROTECCIÓN DE LOS BUITRES

martes, 9 de abril de 2013

DE NUEVO EL VENENO,DELINCUENTES SUELTOS.

Asturias. Los ecologistas exigen a los alcaldes que condenen los delitos contra la fauna por veneno.
El delito que, al menos, ha costado la vida de un ejemplar de alimoche (una especie de buitre amenazada) en el entorno del Parque Nacional de los Picos de Europa y que está castigado con penas de hasta dos años de prisión
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 09/04/2013, 10:10 H | (37) VECES LEÍDA
Con respecto a las noticias publicadas estos días obre la aparición de diversos animales salvajes muertos en la naturaleza con síntomas de haber sido intoxicados con veneno, las asociaciones que suscriben este comunicado vienen a exigir a los alcaldes de los Ayuntamientos en los que se dan estas prácticas delictivas que denuncien estos hechos, los condenen públicamente y con contundencia y cumplan así con la finalidad político-criminal de la Ley.

El delito que, al menos, ha costado la vida de un ejemplar de alimoche (una especie de buitre amenazada) en el entorno del Parque Nacional de los Picos de Europa y que está castigado con penas de hasta dos años de prisión, no puede haber cogido de sorpresa al Alcalde de Onís, José Manuel Abeledo, quien, en la última sesión del Patronato celebrada en Covadonga el pasado 18 de diciembre, ya advirtió sobre la posible perpetración de este delito sobre el Patrimonio Natural de los asturianos como respuesta a la suspensión de las ayudas económicas, tras haber hecho tal anuncio el responsable del Organismo Parques Nacionales justificado por la actual coyuntura de crisis económica, lo que induce a sospechar que, por la cercanía con quienes amenazan con actos como el ocurrido y reivindican de esta forma delictiva sus erróneas convicciones, el referido alcalde está en posesión de datos que pudieran conducir a la identidad del autor o de los autores del crimen. 

Es imperativo que la Administración pública, garante del interés general que supone la conservación de la fauna silvestre, redoble esfuerzos y persiga con rigor y contundencia  este delito, pues a pesar el ingente número de casos de veneno constatados en el Parque Nacional de los Picos de Europa desde 2003, no ha habido detención alguna ni se ha procesado a ninguno de los delincuentes que perpetran este crimen con total impunidad dentro y en el entorno del espacio protegido. Y es que el seguimiento de este gravísimo problema ambiental en Asturias señala como “punto negro” en la intensidad de aparición de cebos envenenados y animales muertos por esta causa, al Parque Nacional de los Picos de Europa y su entorno.

Estos hechos evidencian además que la causa de la extinción del Quebrantahuesos en el pasado siglo continúa vigente en el presente, pues nada se ha hecho para erradicar por completo la conducta delictiva. La potencialidad destructiva del veneno es un impedimento para el logro del Programa de Reintroducción de la especie en peligro de extinción, por ello la lógica en la gestión debe llevar indubitadamente a suspender el mismo de forma definitiva, pues el coste económico que supone a los contribuyentes y el riesgo al que se somete a la población donante de ejemplares de quebrantahuesos en los Pirineos no es asumible cuando se sabe desde el inicio que la causa de su extinción en los Picos de Europa sigue ejerciendo todo su letal e indiscriminado efecto en manos de sus pobladores, quienes a pesar de recibir ingentes subvenciones y ayudas que provienen de España y Europa (ayudas que no están por tanto merecidas y son por tanto inaceptables) han  terminado con la vida de este ejemplar de alimoche, especie migratoria que, tras su largo viaje desde África, encontró la muerte en el Principado de Asturias, donde residen aún desaprensivos y cobardes que siguen perpetrando este delito impunemente en nuestra región.          
ECOticias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario